Muchas personas sufren un golpe fuerte al jubilarse debido a que hacen lo que reza el dicho, “como buenos colombianos dejan todo para última hora”, esto no puede pasarle a usted con el tema de su pensión, la diferencia entre lo que usted gana y lo que recibirá de pensión, será muy grande si no genera una estrategia desde joven.

Un claro ejemplo de no pensar en la jubilación es el caso de los presidentes de compañías que reciben un ingreso mensual de $50 millones de pesos y al llegar a la edad de retiro reciben una pensión equivalente a $5 millones de pesos, estos $45 millones restantes son el ejemplo de lo que usted debe evitar.

No hace falta ser presidente de una compañía, porque esto también le puede pasar a usted, pues el salario que devenga como empleado pasa a ser inferior al valor que obtiene en su pensión, el ingreso disminuye hasta en un 35% y a este fenómeno se le llama brecha pensional.

La brecha pensional es entonces la diferencia existente entre el ingreso de un trabajador en su época de cotización y el monto que recibe cuando se pensiona, una de las razones principales por las cuales la pensión es menor al salario, es que los sueldos cambian durante la etapa laboral, por lo tanto el capital ahorrado suele ser insuficiente.

Sin importar que el empleado cotice en Colpensiones o en una AFP, la brecha pensional será inevitable, una de las razones es porque el sistema está diseñado pensando en que los gastos durante la jubilación son menores a los de un trabajador activo, pues el pensionado ya no debe cubrir estudio de sus hijos y manutención de los mismos, entre otras responsabilidades. Otra de las razones, es dado que las AFP cada vez son más ineficientes en la cobertura de los ingresos de los ciudadanos, razón por la cual la pensión ya no se le puede delegar al gobierno o a las AFP.

Debido a que la brecha pensional puede ser muy alta, es necesario crear planes de acción ordenados y disciplinados para disminuir esa diferencia. Los aportes a pensiones voluntarias, la generación de activos productivos como compra de vivienda en Colombia o en el exterior, pensiones alternativas o apertura de nuevos negocios que generen renta a largo plazo, son algunos de los ejemplos que pueden ayudar a construir una estrategia de retiro idónea, para aumentar sus ingresos de pensión.

Una vejez tranquila no es negociable, por eso llegar a la edad de retiro no debe significar una disminución en su calidad de vida. Es importante asesorarse desde la etapa de formación y madurez profesional, para diseñar planes de ahorro que lo cubran en el momento de su retiro y no llegar al momento de recibir la pensión para darse cuenta que no es suficiente para el estilo de vida que quiere llevar.