Éstas son algunas de las preguntas que nos hacemos todas las personas que hemos recibido gran cantidad de propuestas para tener un crédito. Existen varios mitos y realidades acerca del endeudamiento.

Enumeraremos aquí algunos de esas creencias y las clasificaremos en mitos o realidades:

  1. Endeudarse para comprar casa es lo mejor que se puede hacer en vez de vivir en arriendo.

Mito. En artículos anteriores hacemos frente a este gran mito con números y argumentos a la mano para entender cómo esta creencia ha impactado a través de los años un gasto enorme en las personas. En un ejemplo claro, mostramos cómo una persona que compra un apartamento de $300.000.000 COP y se endeuda en el 70% (como es común), incurre en costos ocultos por medio de intereses, pago de impuestos, remodelaciones y los gastos normales del inmueble, que, no le alcanza a cubrir la supuesta valorización que tiene. Es un mito decir: compré el inmueble en $300.000.000 COP y lo vendí en $950.000.000 COP, le gané $650.000.000 COP, debido a que los costos ocultos mencionados anteriormente, la gran mayoría de  las veces superan este valor de “ganancia”. Vivir en arriendo e invertir el excedente que se pagaría en deuda, tiende a ser mejor opción, financieramente hablando.

  1. Endeudarse para viajar es una buena opción.

Mito. Dado que las tasas que actualmente otorgan en los bancos son altas, es recomendable ahorrar en vez de viajar por medio de deuda. La gran mayoría de las personas pagan sus vuelos con tarjeta para acumular millas y no pre pagan esta deuda, razón por la cual, la tasa puede superar el 30% E.A. la cual, es muy alta.

  1. Deuda para construir activos productivos es recomendado.

Realidad. Un activo productivo es aquel que les permite a las personas generar una rentabilidad superior a la inflación. En este orden de ideas, siempre y cuando en el patrimonio, el pasivo represente el 30% de los activos, endeudarse hasta ese 30% para construir activos productivos como: comprar un local o un apartamento para arrendar o un local para arriendo u oficinas, es una opción que permite incrementar el capital, lo cual, sería beneficioso en el largo plazo.

  1. Deuda para construir activos improductivos es adecuado.

Mito. Un activo improductivo es aquel que genera gastos, entre estos se encuentran los carros, las casas en donde viven las personas (no incluye las que se tengan en arriendo y generen una renta mensual). A pesar de que esto entra en nuestro patrimonio y hace parte de lo que deseamos tener, un carro se deprecia en promedio entre el 20% o 30% una vez sale del concesionario, un apartamento, tal como lo vimos, en donde se vive, es un activo improductivo, razón por la cual, no es recomendable endeudarse para este fin.

En conclusión, lo ideal es no acudir a deudas o si esto pasa, hacerlo hasta un 30% del total del activo contra el pasivo y cuyo destino de crédito sea para construir activos productivos.