Desde que la inflación empezó a descender a finales del año pasado, el gobierno estaba pidiendo una reducción en las tasas de interés para reactivar la demanda interna y evitar una recesión económica o una evolución menos acelerada en la economía.

Estas fueron las principales razones de dicha disminución:

  1. La tasa de interés real se mantiene encima del promedio histórico desde el 2005 por lo cual la economía podría desacelerarse debido a la desaceleración de la demanda interna. Entendiendo que la demanda interna es la suma del gasto de consumo, inversión y compra de bienes y servicios por parte del estado en una economía.
  2. Después del resultado del estudio realizado por el DANE con respecto al crecimiento económico del país del 2%, se argumenta que es necesario incrementar el indicador de confianza del consumidor dado que en el 2016 fue negativo, por lo cual, se debe incentivar el consumo o el país puede tener un crecimiento menor para este año.
  3. La inflación comenzó a descender desde finales del 2016, haciendo más factible la reducción en la tasa de interés.

 

El impacto que va a generar la reducción de las tasas sobre la inflación va a tener que ser evaluado y monitoreado cada mes teniendo en cuenta los cambios de la reforma tributaria, principalmente con el aumento del IVA.  Es importante tener en cuenta que este escenario podría ser negativo para el consumo de los colombianos y por otro lado, también se desincentiva la inversión, razón por la cual el Banco de la República optó por incentivar el consumo por medio de la reducción de las tasas.

Según Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República, la inflación se encuentra actualmente por fuera del rango por un periodo de tres años seguidos, por lo cual, este año el objetivo es llegar al rango deseado (entre 2% y 4%) de la forma más adecuada.

Por lo anterior, teniendo en cuenta que la misión del Banco de la República es mantener la inflación en el rango objetivo, se observa que se han tomado las medidas necesarias para además de mantener dicha meta, también se pueda incentivar la demanda interna y así, la economía no se vea afectada por el bajo crecimiento que, a pesar de contar con mejoras en el panorama en general del país, el crecimiento fue bajo, según lo reportado por el DANE.