1. ¿Tengo plata ahorrada?

Lo primero que debe hacer una persona que está endeudada es hacerse estas preguntas ¿Cuánto dinero tengo ahorrado? Y ¿Para qué lo tengo ahorrado? Algunas personas tienen miedo de usar su dinero ahorrado para pagar deudas, pero es lo mejor que se puede hacer, ya que eliminará rápidamente las tasas de interés mensuales de las deudas y podrá ahorrar nuevamente de forma más cómoda.

La primera recomendación es que si el deudor tiene plata ahorrada debe  pagar la deuda. A futuro generará más dinero con los que puede construir un capital libre de deuda. Por ejemplo una persona tiene muchas deudas, pero tiene un fondo universitario para su hijo, que no se usará sino hasta dentro de 10 o 15 años, por lo cual, puede con ese dinero cubrir la deuda. Por supuesto genera incertidumbre usarlo, pero al amortizar las deudas, puede conseguir ese dinero nuevamente en un periodo de tiempo mucho más corto

Lo que las personas no toman en cuenta es que en realidad gran parte del dinero ahorrado no es del todo propio, es en su mayoría del banco y a medida que las deudas aumentan este dinero le generará a usted mayores escapes.

Realice una lista de las deudas y posteriormente una tabla de amortización

Independientemente de que la persona tenga ahorros o no debe hacer una lista de las deudas, en ella se incluyen el nombre de la entidad financiera, la deuda total, la tasa de interés, las cuotas pendientes, el interés pendiente por pagar y el plazo.

De esta forma se procederá a formar una estrategia debt stacking o de “apilamiento de deudas” que básicamente consiste en mejorar el flujo de caja, inyectándole dinero a las deudas que tienen el plazo más bajo y el interés más alto. Por ejemplo una persona con un salario de $10 millones de pesos al mes, que le abone $5 millones a la deuda y $3 millones a gastos personales tiene libres $2 millones de pesos. Este dinero restante no deberá usarlo para  endeudarse más o en unas vacaciones, sino usarlos de forma estratégica para disminuir considerablemente las deudas.

Como mencionamos anteriormente, los dos millones de pesos deben ser “inyectados” a la deuda que tenga el plazo más bajo e interés más altos, porque además de bajar las tasas de interés más altas, da la sensación de “estar saliendo de deudas” lo que hace que la persona se motive más a continuar con el proceso. Deudas de nueve meses pueden incluso recortarse a tan solo tres evitando así pagar seis meses de intereses.

Al seguir este paso, cuando se cumplan los tres meses a los que redujo la deuda la persona tendrá más capital libre, pero este no debe ser gastado innecesariamente debe usarse para “inyectarle” aún más dinero a las deudas.

Para ver de forma más detallada las deudas y aplicar debt Stacking, se debe armar una tabla de amortización, en la columna abono a capital se suma el valor adicional a aportar mensualente.

  1. Compra de cartera

Si no se tiene plata ahorrada y tampoco cuenta con un excedente de capital al final del mes, se debería implementar una compra de cartera que consiste en trasladar un saldo parcial o total de una entidad financiera a otra que le ofrezca mejores tasas de interés o un mayor número de plazo para cancelar la deuda. Esto hará que tenga un dinero extra al final del mes y con esto puede empezar realizar el paso dos.

  1. Refinanciación

Si comprar cartera no es una opción ya que de igual forma usted no tendrá dinero al final de mes para cancelar la deuda y se encuentra en mora, lo que debe hacer es pedirle al banco una refinanciación. Así aunque aumente el tiempo de la deuda, disminuirá también el dinero que debe cancelar mensualmente y podrá así seguir el paso número tres y luego el dos.

  1. Reestructuración

Cuando la refinanciación tampoco es una opción porque no alcanza a cubrir las cuotas refinanciadas debe pedirle al banco que le ayude con un “tiempo de gracia” en donde solo le cobrarán los intereses, de esta forma usted podrá ahorrar dinero y así poder cancelar a futuro las cuotas mensuales.

  1. Ley de insolvencia

Como última opción si definitivamente no cuenta con el dinero para cancelar la deuda, puede cobijarse con esta ley. Usted le indicará al banco que tiene un patrimonio que cubre la deuda; por ejemplo un apartamento, un carro o una finca. De esta forma ellos toman la propiedad y le descuentan el dinero que debe o le abonan el que sobre.

Aunque esto parezca algo negativo, no debe verlo de esta forma, si bien pierde una propiedad en la cual pasa sus vacaciones o que le generaba arriendo, ya no tendrá más deudas y puede empezar a ahorrar nuevamente capital libre de interés.

Con este artículo lo invitamos a seguir un plan que le permita salir de deudas lo más rápido posible. Se han visto casos de personas que superan sus deudas en la mitad del tiempo que tenían pensado sin necesidad de hacer un esfuerzo que afecte la calidad de vida