Colombia es un país con una cultura de ahorro costosa. Según una investigación realizada por la entidad financiera Bancolombia, la forma de ahorrar del colombiano promedio es endeudándose: prefiere adquirir un bien, como una casa o un carro, para luego comenzar a pagarlo. Pero ¿cuáles son los costos de este tipo de ahorro? A fin de mes no se contará con dinero en efectivo sino por el contrario, se tendrá que pagar las cuotas de sus créditos y con intereses.

Tenga en cuenta que el precio a pagar por las deudas contraídas es muy alto, ya que por una parte los intereses hacen que la carga sea más grande, y por otra, generalmente no se tiene en cuenta que su panorama económico y capacidad de pago pueden cambiar de un momento a otro.

A continuación le presentamos los tips más importantes que debe tener en cuenta para salir de sus deudas.

# 1: Si tiene una plata ahorrada en una cuenta bancaria y tiene una deuda, lo recomendable es sacrificar su liquidez pagándola. En muchas ocasiones las personas consideran que ese puede ser un fondo que tienen para imprevistos; sin embargo, cuentan con una deuda cuyo interés es más alto que la rentabilidad que ofrece el banco, por lo que es importante revisar qué pesa más, si el interés que se recibe por el ahorro que se tiene o el interés que se está cobrando por tener una deuda. Normalmente, es más grande el porcentaje de interés de la deuda.

# 2: Con el excedente de liquidez con el que cuenta mensualmente puede comenzar a agilizar con el pago de las deudas utilizando la estrategia Debt Stacking. ¿Qué significa? Esta nos indica por dónde comenzar a pagar: primero se debe empezar por la deuda que pide una cuota más baja pero que tiene una tasa de interés más alta. Luego, con el excedente de dicha deuda, se recomienda continuar con la siguiente deuda con la tasa de interés más alta y la cuota más baja, y así sucesivamente.

Tip # 3: Si no se cuenta con excedentes de liquidez, existen dos opciones. La primera es salir de activos improductivos como un carro, una moto o la casa para aportar a capital a estas deudas. Si esto no es posible, debe recurrir a una compra de cartera que lo llevará a tener más flujo de caja. Es muy importante tener en cuenta que ese flujo de caja debe ser aportado a las deudas, de lo contrario estará pagando intereses de más.